Una raíz caliente.

jengibreParecida a la orquídea, nació en La India una planta muy usada tanto en el pasado como en el presente, por su aroma entre picante y alimonado, con una nota vivaz, y también, por sus propiedades medicinales y culinarias: el jengibre.

Yo lo uso siempre en cocina cuando preparo carnes o un simple filete porque los hace muchísimo más digestivos, ayuda mucho a la absorción de grasas y da un toque de sabor como muy fresco. También me preparo mis infusiones de jengibre cuando veo que comienzo con un catarro. Me la tomo antes de acostarme y provoca un calentamiento y sudoración; te levantas a la mañana siguiente como curada!.

Sé todo eso, también sé que algunos lo recomiendan como afrodisíaco. Esto se hace con el aceite esencial que se extrae, no de la planta, sino del tubérculo que nace bajo tierra. Jamás se usa directamente en la piel sin diluir, hay que poner una gotita o dos en un poquito de aceite y dar unas friegas por toda la columna vertebral, incluido el sacro. Puede mezclase con romeros o tomillos en la fórmula a utilizar…

Y señores! úsenlo como viagra natural, les sentará mejor!!!.jengibre 2

Sé todo esto, pero lo que no sabía es que en alguna isla del Pacífico,” el brujo mastica sus raíces y las escupe sobre las quemaduras o heridas del enfermo. Creen los isleños que tiene notables efectos curativos. Cuentan que cuando los pescadores son sorprendidos por una tempestad en alta mar, si mastican ellos también raíces de jengibre y las escupen contra el viento, para obligarlo a calmarse…¡funciona!” (Extraído del libro “Aromaterapia”, de Daniele Ryman).

Recomiendo comprarlo fresco, no molido, para que sus aceites esenciales perduren mientras lo vamos usando.

Si os decidís a incluirlo en vuestra alimentación, espero que me hagáis llegar vuestras experiencias.

GRACIAS POR ESTAR AHÍ.

BEGOÑA   S.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una raíz caliente.

  1. Toño dijo:

    Hola Begoña! Pues yo no sabia nada de eso… Gracias por seguir ilustrandonos, un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *