Blog para las personas que quieran aprender a cuidarse de forma natural

Aprende a cuidarte de forma natural

los hombres voladores.

Posted by Begoña Sánchez on abril 6, 2014 in Uncategorized with Sin Comentarios


globoNada podrá igualar aquel momento de hilaridad total que me invadió el cuerpo en el momento de despegar. Me sentí como si estuviera volando lejos de la Tierra y de todos sus problemas para siempre. No fue simple  deleite. Fue una especie de éxtasis físico” (Jacques Charles, uno de los primeros tripulantes de globos en la historia).

Desde que el Hombre es Hombre mira al cielo en forma de éxtasis, comienza así su  guerra particular para conquistarlo.

Hay divertidas anécdotas en esta historia. Una vez descubierto el gas hidrógeno, Jacques Charles y los hermanos Robert lanzan un globo no tripulado en el Campo de Marte de París. “El globo recorrió unos 20 km y aterrizó unos 45 minutos después en Gonesse, donde un grupo de campesinos, aterrorizados ante el monstruo que había caído de los cielos, lo recibieron a pedradas y lo destrozaron con sus horcas y cuchillos.globo 1

Había que alcanzar un viaje tripulado!!!primero, claro está, tendría que estar claro que un ser humano sobreviviría a tales alturas y la tripulación consistió en una oveja y aves. Asistió a tal evento María Antonieta y Luis XVI. Fue un éxito y la oveja recibió un trato honorifico de por vida.

Por fin se consiguió. Pilatre de Rozier y el marqués de Arlandes en un globo de aire caliente y Charles y Robert con uno de hidrogéno.

De repente comienza una moda “de globos”, e incluso, un servicio postal para fines militares…

globo 2El primer viaje en globo fuera de Francia lo llevó a cabo Lunardi en Inglaterra:”toda la nación me adora y los periódicos me honran en prosa y en verso“. Una vez se le ocurrió invitar a un amigo y a la actiz Letitia Anne Sage. Una vez subidos al globo éste no despegaba y Lunardi tuvo que bajar y quedarse en tierra. Sus amigos viajaron solos. Más tarde Anne confesaría: “fui presumida. Cuando lunardi me preguntó mi peso le mentí. De ahí que el globo no ascendiera”.

Otra anécdota divertida fue la que protagonizaron Pierre Blanchard y John Jeffries atravesando el Canal de la Mancha.  Tuvieron que aligerar el peso para no caer al mar “lanzando por la borda todo lo que pudieron, incluyendo unos folletos publicitarios y casi toda su ropa;incluso llegaron a orinar para pesar menos y lograr ascender“.

Bueno, la globomanía derivó en unos cuantos accidentes y su falta de utilidad práctica hizo que fuera desapareciendo.

Este artículo está basado exclusivamente en un magnífico y divertido artículo  del historiador Alec Forssamann para la revista “Historia” en su nº 120. Todos los párrafos en cursiva están extraídos literalmente de dicho artículo.

BEGOÑA    S.

La belleza en apuros.

Posted by Begoña Sánchez on marzo 4, 2012 in Uncategorized with 2 Comentarios


Antecedentes: el 14 de julio de 1789 se produce la toma de La Bastilla.

El 5 de octubre de ese año una turba avanzó sobre Versalles pidiendo la cabeza de la familia real.

La familia real ingresa en la cárcel, en Las Tullerias. Hay un plan de fuga.

“Desde el mes de marzo la reina se ocupó de los preparativos de su partida.Pasé esos meses a su lado y cumplí gran parte de las órdenes secretas que daba al respecto. Con pena, la veía ocupada en detalles que me parecían inútiles y hasta peligrosos, y le señalé que la reina de Francia encontraría camisas y vestidos en otras partes.”

Lo mismo pasaba con los perfumes, pero María Antonieta, con su incurable ligereza, se había empecinado en llevarlos en su soberbio neceser de viaje. Se logró hacer llegar a Bruselas un baúl entero, pero el neceser planteaba un problema más delicado.”Era enorme y contenía desde un calentador hasta una escudilla de plata”….(fue delatada).

Para llenar los frascos de cristal, las cajas de polvo y los potes de ungüentos de su querido neceser, María Antonieta pidió una infinidad de artículos a sus diferentes proveedores. Fargeon entregó, además del perfume del Trianón, su famoso polvo a la Fargeon, potes de pomada, algunas botellas de agua de lavanda, agua celestial y agua soberana que a la reina le gustaba para friccionar sus sienes. Como temía el agotamiento del viaje, agregó a su pedido agua de flores de azahar y espíritu de lavanda, que se consideraban traquilizantes, diferentes vinagres tónicos y antiespasmódicos, así como sales revigorizantes y hasta bolsitas de baño de modestia. No olvidó la esencia de bergamota ni las pomadas al heliotropo y al limón, además de diferentes aguas cosméticas.

Todo este plan fracasó gracias en parte a este despliegue de la reina. Por ello fue delatada.

Cuando los oficiales llegaron de París con la orden de la Asamblea de “detener a todos los individuos de la familia real”, Luis XVI murmuró: “Ya no hay rey de Francia“. La reina, en un inútil gesto de provocación tiró el decreto al suelo. El regreso fue espantoso: en medio del calor y el polvo, la berlina se convirtió en una prisión rodante escoltada por la fuerza armada entre los gritos de un populacho enfurecido. A su llegada, la reina,”cuyos cabellos se habían vuelto blancos por la desdicha“, dictó un billete para madame Campan: “Le escribo desde mi baño donde acabo de meterme para aliviar por lo menos mis fuerzas físicas. Nada puedo decir sobre el estado de mi alma; existimos, eso es todo“. Debía ese pequeño  consuelo al arte de su perfumista preferido.

El final: la fueron a buscar por la mañana, le cortaron el cabello y ataron sus manos a la espalda. La sentaron en una tabla en una carreta y la trasladaron a la plaza donde estaba dispuesta la guillotina.

BIBLIOGRAFÍA:

“El perfumista de María Antonieta” de Elisabeth de Feydeau. Una joya de libro.

Ojalá la historia se estudiase así en los colegios, creo que los alumnos disfrutarían como yo de esta fascinante asignatura.

GRACIAS POR SEGUIRME.

BEGOÑA    S.