Blog para las personas que quieran aprender a cuidarse de forma natural

Aprende a cuidarte de forma natural

Cómo te imagino.

Posted by Begoña Sánchez on junio 22, 2013 in Uncategorized with 4 Comentarios


sandalias ChieBueno, aquí estamos con otro reto, éste más difícil todavía ya que lo único que tengo es una fotografía de unas sandalias de la gran diseñadora de calzado Chie Mihara (que me perdone el atrevimiento que hago sobre su obra, la eximo de toda responsabilidad). Preciosas, eso sí, pero no sé nada de la dueña. No la conozco. El reto: crearle un perfume.

Si estuvieramos en el siglo XVIII le hubiera pedido al que preparaba las pieles que las impregnara de una mezcla de flores de lavanda y pétalos de rosa y ,como no, con madera de sándalo. Hubiera sido genial. Pero no lo estamos. Aquellos tiempos en los que encargabas unos guantes, y cuando abrías la caja, un mundo de olores llamaba a tu puerta!!!.

Veo un toque justo de atrevimiento en una elegancia estudiada sin perder un ápice de femenidad, son unas sandalias bastante a gusto con la vida y con ellas mismas. Pienso en la lavanda como la portadora de ese  equilibrio. Aporta un toque fuerte y suave a la vez: el toque justo de atrevimiento…también pienso en la rosa, tan adorada, tan apreciada, tan buscada, tan calmante y rejuvenecedora para la mujer.cidra rosa antigua rosa intenso

Debo buscar un fondo sobre el que hacer reposar esas flores, que se ajuste discretamente a ellas en un toque suave para no causar bochorno. Eligo  un sándalo, algo que recuerde otros   mundos, otros sueños. Amaderado y dulce, algo tenaz, ligeramente persistente, calmante a la vez, sereno. En Oriente era considerado el perfume más exquisito.

Quizás un toque juguetón en el conjunto es lo que falta, pondríamos una mezcla de cidra,lima y pomelo. Algo fresquito  y que armonice en los diferentes ambientes a los que se presentarán estas sandalias en esta época estival.

Propongo invitarlas a tomar un té, un darjeeling, pues su suave perfume a bergamota se mezclaría a los aromas impregnados en su piel, (un té magnífico de una zona única a los pies del Himalaya y más adecuado para la tarde que un Assam,más fuerte). Quizás en alguna  terracita donde un sarmiento haya crecido hasta su plenitud y cubra nuestras cabezas con el regalo del dulce y fresco aroma de la vid, vivaz, fortalecedor. En uno de tantos pueblos de nuestra tierra. O en Italia ¿qué pensais?viñedo

Podeis conocer más trabajos de la diseñadora  Chie Mihara en www.chiemihara.com. Afincada en España su trabajo está enfocado a la mezcla de calidad y diseño con la tan ansiada comodidad y, ante todo,calzado español!.

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR AHÍ.

BEGOÑA    S.

La mujer según el hombre del SXVI.

Posted by Begoña Sánchez on abril 22, 2012 in Uncategorized with Sin Comentarios


Para este artículo os llevaré al siglo XVI, a la corte de Enrique II de Navarra con su hija Juana de Albret  y a la de Enrique II, rey de Francia junto a Catalina de Médicis.

En aquel entonces sabeis que la mujer tenía que dar varones, y, sobre todo, un varón primogénito. Si no lo hacias, no habias cumplido. El mundo de la aristocracia se caracterizaba por un mundo de alianzas políticas y muy poco amor.

Juana de Albret tuvo un niño, se murió. Tuvo otro niño y también se murió. Se le culpaba por no saber ni poder criar hijos. Su padre, Enrique II de Navarra, necesitaba un heredero. La novelista Jean Plaidy lo refleja así en su novela “La italiana”:

Ahora escucha muchacha. En este estuche está mi testamento, y en él te dejo todo lo que poseo, pero con una condición: cuando me muera, todo lo que poseo será tuyo, pero a cambio quiero algo ahora. Quiero a mi nieto. Temo que tú no me darás el nieto que yo quiero…Te digo que no quiero una niña llorona ni un niño baboso. Ahora, escúchame. Este muchacho no debe venir al mundo oyendo los gemidos de una mujer. Su madre no debe gemir mientras esté dando a luz a mi nieto: su llegada al mundo debe ser anunciada como el gran acontecimiento que es. ¿No es mi nieto acaso? Entonces, que lo primero que oiga sea la voz de su madre cantando, y quiero que lo que cantes sea una canción de las nuestras… nada de esas poesías preciosistas y babosas de la corte del rey de Francia…¿estás dispuesta?”.

Fue efectivamente, un varón y Enrique II se lo llevó y se lo confió a unos campesinos para que saliera rudo y valiente y nada afeminado ni débil…Obviamente los campesinos aceptaron por miedo y porque no les faltaría comida a toda la familia.

Generalmente, la mujer de la corte, casi siempre casada por alianzas políticas, vivía amores prohibidos y era experta en el arte del fingimiento. Gustaban de vestidos elegantes, regios y  sus aromas preferidos eran simples, flores como la lavanda o bien alguna mezcla de especias con almizcle. La mujer acostumbraba a  oler el cuero de las ropas del caballero y el almizcle que se echaban éstos. Todos estos aromas eran utilizados pensando en camuflar los olores de no lavarse ya que se consideraba peligrosa el agua por posible contagio de la peste.

Encontré curioso este trozo de conocimiento y de cómo la sociedad va cambiando. Espero que os haya gustado.

Podeis leer sobre la época en la novela arriba mencionada “La italiana” de Jean Plaidy. Simplemente fascinante.

GRACIAS POR VUESTRAS MUESTRAS DE APOYO.

BEGOÑA    S.

 

El perfume de la desdicha.

Posted by Begoña Sánchez on marzo 11, 2012 in Uncategorized with 6 Comentarios


Hola a todas, con este artículo mi intención es que os deis cuenta de cómo las flores comunican emociones y comunican también unas circunstancias vivenciales. Me voy a servir otra vez del maestro Fargeon y de cómo creo el perfume del Trianón para María Antonieta basándose en la personalidad y gustos de la reina y como ese mismo perfume augura una desgracia cuando Fargeon tiene que visitar a la reina en Las Tullerías cuando estaba preparando su plan de fuga. Fijaros bien en el cambio de matices que sufre el perfume antes de que María Antonieta sea guillotinada.

Partió de la idea de los pétalos de los azahares blancos, espesos, ricos en aroma y frescura, olor de felicidad. Puso en el preparado un poco de espíritu de azahar, cuyo frescor, en contacto con la piel, tomaba una intensidad perturbadora y cuya emanación desarrollaba una fastuosa embriaguez. Lo acompañó con notas tranquilizantes de espíritu de lavanda, y agregó aceite esencial de cidra y bergamota, que obtuvo por prensado. La reina los conocía bien y se sentiría reconfortada. Terminó las notas de cabeza con gálbano, sustancia grasa, dúctil como la cera, que daría una tonalidad verde, como un pequeño latigazo entre la cabeza y el corazón del perfume. Era lo que sentía con claridad cada vez que rompía un tallo bien verde del que escapaba esa nota poderosa. Recordaría que la reina había roto los códigos de la etiqueta con su espíritu libre e independiente de la rutina.

El iris muy pronto se impuso en el corazón del perfume…Su porte altivo y majestuoso recordaba a la reina. Su perfume secreto exhalaba una calidez radiante, única, muy potente y controlada…Había comprobado que, a partir del iris, se podía dar a las composiciones el olor de la violeta.  Era una flor especial, que pasaba por tímida, pero cuyo perfume potente y característico no se consideraba de verdad…Podía imaginarse la seducción amorosa prohibida a una soberana y sus imposibles amores con el conde de Fersen…añadió una pizca del salvaje, hechicero y exigente junquillo.

Fue entonces cuando hizo intervenir a las tres flores blancas, las reinas de la noche: el jazmín, la azucena y el nardo. Había que darles los medios discretos para su triunfo, sublimarlas sin traicionarlas, refinarlas y presentarlas en todos sus matices….Se dejó tentar por el nardo cuyos pétalos blancos, gruesos y aterciopelados dejaban escapar un perfume embrujador, suave, y al mismo tiempo sensual…el nardo tenía el poder de disminuir la ansidad y estimular el deseo .Puso una pizca, porque desconfiaba del poder obsesivo de un aroma a mitad de camino entro la miel y la ponzoña…Pensó que la flor más olorosa de todo el reino vegetal también podía volverse criminal……..(siguen las notas de fondo).

Fargeon es llamado por la reina a Las Tullerias, él asiste y esto es lo que encuentra:

El perfume del Trianón que había creado con tanto cuidado, flotaba alrededor de ella. Estupefacto, comprobó que había cambiado: en la misteriosa alquimia del agua de olor con la piel, el embriagante aroma del nardo aplastaba a los otros componentes. Sin embargo, había usado con parsimonia la peligrosa flor. Lo que reconocía su nariz infalible no era lo que hubiera querido.¿Cómo era posible que la reina no percibiera esa alteración?. En el aroma exquisito se había deslizado algo áspero y brutal, como el anuncio de la desdicha.

…Al respirarlo sintió el presentimiento de la tragedia. ¿Era posible que el ser humano, en ciertas circunstancias, estuviera en olor de desdicha, así como se dice que está en olor de santidad? Recordaba las palabras de María Antonieta: “El nardo ejerce sobre mí un poder extraño”…

En la antecámara de la muerte, María Antonieta suspiró :”Ya nada puede hacerme mal”.

FIN.

ESPERO QUE DISFRUTEIS Y APRECIEIS TODOS LOS MATICES.

BIBLIOGRAFÍA:

Otra vez el magnífico libro:”El perfumista de Maria Antonieta” de Elisabeth Feydeau.

GRACIAS.

BEGOÑA   S.

Un cuento bereber

Posted by Begoña Sánchez on julio 6, 2011 in Uncategorized with 4 Comentarios


Esto explicaría el cómo se descubrió la extracción manual del aceite de argán añadiéndole agua.

Cuenta la leyenda que un hombre estaba casado con cuatro mujeres a las que quería mucho, ellas estaban siempre celosas las unas con las otras. Luchaban por ser la preferida en cuanto a belleza y diligencia.

Un día una de ellas recogió los restos que las cabras vomitaban . La segunda mujer, tostó las almendras de argán que había recogido la primera mujer y la tercera las molió. La cuarta mujer entró por la noche y vio lo echo y quiso estropear el trabajo de las otras y añadió agua para tal menester y justo sucedió todo lo contrario porque la pasta se convirtió en un aceite fino.

Cuando el hombre se despertó y percibió el olor del aceite se dio cuenta de lo que se había logrado y reunió a sus mujeres y la cuarta confesó su hecho. El hombre la eligió como preferida.”

Por ser un regenerador de la piel está considerado un poderoso antiedad, repara antes y después del sol. Para el cabello es un poderoso aliado porque le da brillo y fortaleza.

TRUQUITO: ponte guapa untándote una vez al mes como mínimo con aceite de argán puro, el cabello y el cuerpo.azules Espera 15-20 minutos en temperatura más bien cálida y luego sumérgete en un baño con azahar y unas gotitas de lavanda diluidas en una cucharadita de sal del Himalaya. Disfruta y una vez terminado el baño date un spray con agua de neroli, mezclada con unas gotas de aceite de argán……………EL RESULTADO ES INCREÍBLE, créeme.

POR FAVOR, PASARLO BIEN Y ESTAR GUAPETONAS.

HASTA PRONTO.

BEGOÑA S.

Bibliografía : del magnífico libro ” el aceite de argán” de Lourdes Prat y Jessica Ramos.

Agradecimientos: a mi amiga Hanaa por su disposición a darme datos, por su entusiasmo por su país y por su apreciación de la belleza natural. Gracias, Hanaa.