Blog para las personas que quieran aprender a cuidarse de forma natural

Aprende a cuidarte de forma natural

Una plantita común: el hinojo.

Posted by Begoña Sánchez on abril 30, 2014 in Uncategorized with Sin Comentarios


hinojo Sus flores son amarillas y su fruto mide 4 mm, huele a anís ya que uno de sus principales    activos es el anetol al igual que el anís.

 “La virtud de la misma es ésta: si se seca la semilla, es buena y reconforta el estómago. Abre  la tapazón de los riñones y de la vejiga….también mezclado con aceite, es bueno para curar  la verga de un hombre si está hinchada”. (Herbario de Banches).

 “El hinojo es bueno para soltar el viento y provocar la orina, y aliviar los dolores de la piedra, y ayuda a romperla…las semillas, y las raíces mucho más, ayudan a las obstrucciones del hígado, bazo y la hiel, y alivian así las hinchazones dolorosas y ventosas del bazo y la ictericia amarilla; y otrosí la gota y los calambres….ayuda también para hacer bajar las reglas….Tanto las hojas, las semillas y las raíces de la planta se usan mucho como bebida o caldo para hacer delgadas a las gentes que son demasiado gordas.” (Nicholas Culpeper).

Al parecer esta plantita es muy interesante, sobre todo si padeces del intestino porque, al parecer, alivia los cólicos  y los gases y lo relaja pero también lo tonifica; esto significa que si el intestino no se contrae lo suficiente para  expulsar las heces, el hinojo ayudará.  Se usa tanto en diarreas como en estreñimiento.

Conocida es su capacidad para favorecer la secreción de la leche cuando las madres quieren amamantar a sus hijos y es también excelente para limpiar los ojos. Para tal menester, Antonio Vega, en su libro “Remedios caseros” nos recomienda un tratamiento:d-vaso florentinohinojo 2

En las afecciones de los ojos, como conjuntivitis o blefaritis. Mezclar las plantas   (hinojo, llantén y eufrasia, a partes iguales). Poner 1 cucharilla de la mezcla en un vaso de agua. Cocer 3 minutos y reposar 10 minutos. Filtrar y hacer lavados oculares y poner fomentos empapados en los ojos durante un rato. Unos cuantos lavados durante el día y los fomentos por la noche.

El hinojo también va muy bien como diurético, para ello emplearemos las raíces frescas y en infusión.

 Y, como no podía ser de otra manera, en la Edad Media, se pensaba que tenía el poder de luchar contra la magia negra y los malos espíritus.

BIBLIOGRAFÍA:

  • “El arte de la aromaterapia” de Robert Tisserand
  • “Plantas Medicinales” de P. Font Quer.
  • “Remedios caseros” de Antonio Vega.

Espero que os haya gustado.

BEGOÑA     S.