Blog para las personas que quieran aprender a cuidarse de forma natural

Aprende a cuidarte de forma natural

Acnédotas de la historia.

Posted by Begoña Sánchez on diciembre 16, 2012 in Uncategorized with Sin Comentarios


Leyendo un artículo sobre el palacio de Buckingham y de sus orígenes, encontré algo divertido que os puede gustar:

Se trata del palacio real  más famoso del mundo que sigue activo después de tantos avatares!!.

Pues bien,” la construcción que se considera la génesis del palacio actual data de los tiempos de la reina Ana, la última Estuardo, en el trono entre 1707 y 1714. El suyo fue, en lo personal, un reinado difícil: un marido alcohólico, dieciocho hijos muertos antes de llegar a adultos y un volumen corporal que obligó a sus sirvientes a utilizar poleas para levantarla.

La alegría de muchos días para Ana en el palacio de Saint James eran las visitas del seductor y halagador barón John Sheffield, al que elevó a duque de Buckingham y conviertió en hombre de confianza.

Sheffield se hizo erigir una mansión a la altura de los arribismos que lucían él y su esposa, no muy queridos en la corte.La localización era puro oro inmobiliario. El patio se abría al parque de Saint James, y daba la impresión de que éste era el gigantesco jardín de la casa…..

Uno de los lugares favoritos de Buckingham era el tejado.¡Oh, la vista!. Allí subieron un día el señor de la casa y su arquitecto, William Winde. Tras ellos se cerró de golpe la trampilla y este último lanzó la llave tres pisos más abajo. Amenazó entonces con saltar al vacío llevándose por delante a Buckingham, a menos que éste le pagara las abultadas minutas que le debía. El azorado cliente prometió cumplir con sus obligaciones, y la trampilla, accionada por un compinche del arquitecto, se abrió.s

Entre las obras y su afición por el juego, el señor de la casa siempre iba apurado de dinero. En una ocasión, un acreedor puso un rebaño de ganado a pastar en los jardines de Buckingham House hasta que le fueron satisfechas las deudas.”

Ya veis, nada que no suceda en nuestros días. Eso sí, la belleza sigue bella.

Este es un artículo magníficamente escrito por Rafael Bladé, periodista, para la revista “Historia y Vida” nº535.

GRACIAS POR SEGUIRME.

BEGOÑA    S.

 

 

« entrada anterior

Más sobre la falta de sed.

Voy a tocar un punto para enfatizar algo del artículo anterior: http://laesteticanatural....

entrada siguiente »

La vida en una hoja.

La belleza de la naturaleza impacta y sorprende, pero lo que sí es sorprendente es que no...

Deja un comentario

No hay trackbacks.

No hay entradas con etiquetas similares.

Entradas en categorias similares